Sin sorpresas, aunque sean disagredables, nadie estaria dispuesto a vivir. - David Olguín