El hombre no es ni ángel ni bestia; afortunadamente, cuando hace de ángel hace un poco menos de bestia - André Maurois